Manifiesto para implementar una efectiva transparencia pública

Manifiesto

El I Congreso Internacional de Transparencia y Acceso a la Información Pública nos ha permitido intercambiar opiniones y experiencias. La mayoría de los participantes consideramos que la transparencia pública es esencial en una democracia avanzada, porque facilita que las personas sean más libres e iguales. Para poder participar en los asuntos públicos se exige previamente información de lo público. Además es un mecanismo de control y una forma para satisfacer necesidades de información de los ciudadanos.

Fruto de este congreso proponemos el siguiente manifiesto:

MANIFIESTO PARA IMPLEMENTAR UNA EFECTIVA TRANSPARENCIA PÚBLICA

Madrid, 29 de septiembre de 2016

DERECHO DE ACCESO Y TRANSPARENCIA

  1. La transparencia de las instituciones públicas debe ser el resultado de un derecho fundamental de los ciudadanos a acceder a la información pública, no el mero ejercicio de “buenismo” para perfeccionar las administraciones públicas.

MEJORAR LA NORMATIVA SOBRE TRANSPARENCIA

  1. Se debe perfeccionar la normativa de transparencia y, en concreto, la Ley 19/2013 de Transparencia, Acceso a la Información y Buen Gobierno. Los 10 principios de la Coalición Pro Acceso para una buena Ley de Acceso a la Información y Transparencia deben inspirar estas modificaciones legislativas.

CONDICIONES MATERIALES Y PERSONAL DE LOS SUJETOS OBLIGADOS A LA TRANSPARENCIA

  1. Es necesario invertir en el capital humano de los sujetos obligados a la transparencia. En concreto, es imprescindible formar a funcionarios y servidores públicos, para así crear una cultura de transparencia.
  2. Se deben destinar recursos para mejorar los archivos y los sistemas informáticos, con objeto que estén en condiciones de proporcionar información comprensible y en un tiempo mínimo.
  3. Aquellas organizaciones que por su condiciones materiales y de recursos humanos no puedan afrontar el servicio de transparencia deben ser dotadas de los medios necesarios o apoyadas desde otras instituciones. En particular esto es esencial para los pequeños ayuntamientos.

TRANSPARENCIA ACTIVA

  1. Hay que seguir trabajando por la accesibilidad y usabilidad de los portales de transparencia.
  2. Se debe promover la integración de la Administración Electrónica en los portales de transparencia.
  3. La información pública debe ser comprensible para los ciudadanos, incluso la información presupuestaria y económica, pues son necesarios unos “presupuestos fáciles de comprender”.

DERECHO DE ACCESO O TRANSPARENCIA PASIVA

  1. Se deben posibilitar diferentes medios de acceso a la información pública. La solicitud de información debería poder realizarse electrónicamente, en papel, presencialmente o por cualquier otra vía.
  2. La identificación del solicitante de información no puede ser una barrera que impida ejercer el derecho de acceso.
  3. Es imprescindible dar a conocer a todos los ciudadanos que tienen derecho a acceder a la información pública.

APERTURA INSTITUCIONAL

  1. Los formatos reutilizables deben ser el estándar de publicación de la información.
  2. Hay que abrir a los ciudadanos los Registros Públicos como el Registro Mercantil y de otras organizaciones relativas a los sectores económicos: Banco de España, CNMV entre otras, sin que las tasas sean una barrera para el acceso.
  3. Las agendas institucionales y de Altos Cargos deben de estar a disposición de todos los ciudadanos. Como norma general tenemos derecho a saber con quién, cuándo y cómo trabajan los servidores públicos.
  4. Es necesario que se retransmitan las reuniones de los órganos colegiados (reuniones abiertas) y que puedan ser consultados con posterioridad. En particular, los correspondientes a los órganos plenarios de las Administraciones Públicas, mesas de contratación y órganos de control.
  5. La efectiva colaboración entre los organismos públicos y privados encargados de promover, acreditar y vigilar la transparencia pública debe ser una prioridad del ecosistema de la transparencia.
  6. Los límites a la transparencia deben ser los mínimos imprescindibles en una sociedad democrática.
  7. Los Estados deben comprometerse con las iniciativas internacionales de gobierno abierto y transparencia pública. En concreto, con la iniciativa de Gobierno Abierto (Open Government Partnership) y con el Convenio del Consejo de Europa sobre el Acceso a los Documentos Públicos. España debería ratificar ya este Convenio.